Recursos - Primark Cares

Preguntas frecuentes

Primark quiere que la moda sostenible esté al alcance de todo el mundo. Así somos. No importa el presupuesto, disponemos de una amplia gama de artículos de moda y de accesorios del hogar que cuestan menos de lo que la gente se imagina.

Pero sabemos que los precios asequibles no pueden tener un alto coste para el planeta ni para la gente que confecciona nuestra ropa.

Tenemos la oportunidad de ofrecer una moda más sostenible a millones de clientes de Primark por el tamaño y la magnitud de nuestra compañía , y ya lo estamos haciendo con algunas de nuestras colecciones.

Por ejemplo, una cuarta parte de la ropa que vendemos en la actualidad procede de nuestra línea Primark Cares, prendas confeccionadas con materiales reciclados u obtenidos de forma más sostenible a los precios asequibles que quieren nuestros clientes.

Y el 14 % de nuestras prendas de algodón se confeccionan con algodón procedente del Programa de Algodón Sostenible de Primark (PSCP, por sus siglas en inglés), creado en 2013, y que es el mayor de este tipo en el mercado minorista internacional de la moda. No trasladamos el aumento de precios de nuestros productos de algodón PSCP al cliente.

Lo que queremos hacer es ayudar a la gente a comprar mejor y de forma más sostenible, a unos precios que puedan permitirse. Nuestro tamaño y nuestra magnitud implican que podemos hacer los cambios necesarios para ser más sostenibles trabajando con nuestros proveedores, sin modificar nuestros precios, porque creemos que una moda más sostenible no tiene por qué llevar asociado un precio más elevado.

Nos preocupa el bienestar de las personas que fabrican productos para Primark y nos hemos comprometido a garantizar su seguridad laboral. En Primark no tenemos fábricas propias, pero somos muy selectivos a la hora de elegir con quién trabajamos. No haremos ningún encargo a los proveedores ni a las fábricas si no acceden a cumplir las normas de nuestro Código de Conducta, reconocidas internacionalmente.

Dicho Código regula áreas como la remuneración, las políticas de empleo, el derecho de afiliación sindical y la salud y la seguridad laboral, y se basa en el cuerpo normativo de la Iniciativa de Comercio Ético (ICE, por sus siglas en inglés) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Estamos muy orgullosos de que la ETI haya clasificado nuestro Programa de Comercio Ético como líder desde 2011.

Antes de que Primark encargue un pedido, un miembro de nuestro equipo de 130 expertos ubicados en los principales países abastecedores explica la normativa que exigimos a los posibles proveedores y a sus fábricas. A continuación, el equipo o uno de nuestros auditores autorizados llevará a cabo una inspección formal para evaluar si se cumple nuestro Código de Conducta. Las inspecciones nos permiten obtener un mapa detallado de las condiciones laborales y dan a los trabajadores la oportunidad de explicarnos confidencialmente cómo es su vida laboral.

Cada una de las fábricas aprobadas por Primark se revisa una vez al año como mínimo, y sin previo aviso, como parte de nuestro programa de seguimiento continuo. Si no podemos inspeccionar una fábrica, no le asignamos nuevos pedidos. Por otra parte, si a raíz de la inspección se observa alguna incidencia, daremos a la fábrica el apoyo y las directrices necesarias para que la subsane. Preferimos trabajar con proveedores y fábricas que llevan a cabo los cambios necesarios. Sabemos que muchos trabajadores dependen de la actividad empresarial de Primark para su subsistencia. Pero si observamos algún incidente crítico, no tememos actuar con celeridad. Dejaremos de asignarle nuevos pedidos hasta que estemos satisfechos con los cambios efectuados. Y, en los casos más extremos, dejaremos de trabajar con un proveedor determinado si no demuestra su compromiso de acatar nuestras normas.

Para obtener más información sobre nuestro trabajo con los proveedores y sus fábricas, consulta el apartado Normativa.

Desde hace más de una década, hemos trabajado con ahínco junto a nuestros proveedores para garantizar que las fábricas que utilizamos tengan unas buenas condiciones laborales, traten a sus trabajadores con dignidad y les paguen los salarios exigidos por la ley, como mínimo.

En Primark no tenemos fábricas propias, pero somos muy selectivos a la hora de elegir con quién trabajamos. Solamente trabajaremos con aquellos proveedores y aquellas fábricas que accedan a cumplir las normas de nuestro Código de Conducta, reconocidas internacionalmente. Dicha reglamentación establece que los salarios deben ajustarse, bien a la legislación vigente o bien al índice de referencia industrial, cualquiera de las dos opciones que sea mayor. Este precepto se expresa claramente en el Código de Conducta de Primark, basado en las normas de la Iniciativa de Comercio Ético (ICE) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Todos los fabricantes de productos Primark deben comprometerse con nuestro Código de Conducta, como condición indispensable para poder trabajar con nosotros. Y no les haremos ningún pedido hasta que nuestro equipo de expertos sobre el terreno haya llevado a cabo una inspección formal de la fábrica para comprobar su conformidad con nuestro Código. Nuestro equipo de 130 expertos, ubicados en los principales países abastecedores, se encargan de inspeccionar una vez al año, como mínimo, cada fábrica aprobada por Primark, como parte de nuestro programa de seguimiento continuo. Las inspecciones incluyen la comprobación de que todas las fábricas pagan salarios acordes con el sueldo mínimo de su país o superiores.

Sin embargo, sabemos que debemos esforzarnos mucho más para mejorar los salarios de los trabajadores de nuestra cadena de suministros. Por eso, estamos luchando por conseguir un salario digno para los trabajadores que elaboran nuestros productos. Como parte de este nuevo compromiso, estamos estudiando el modo de trabajar con nuestros proveedores para poder apoyarlos en el incremento de la remuneración a sus trabajadores, ya que, cada vez más, tenemos claro que preferimos trabajar con proveedores que compartan nuestro objetivo.

Más información sobre cómo estamos trabajando para incrementar la remuneración de los trabajadores mediante un salario digno aquí.

En Primark no tenemos fábricas propias, pero somos muy selectivos a la hora de elegir con quién trabajamos. Exigimos a los fabricantes de productos Primark que se comprometan con nuestro Código de Conducta, como condición indispensable para poder trabajar con nosotros. Dicho Código regula áreas como la remuneración, las políticas de empleo, el derecho de afiliación sindical, la salud y la seguridad laboral, y se basa en la normativa de la Iniciativa de Comercio Ético (ICE), que a su vez se sustenta en la que establece la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Antes de que Primark encargue un pedido, un miembro de nuestro equipo de 130 expertos ubicados en los principales países abastecedores explica sobre el terreno la normativa que exigimos por razón de nuestro Código de Conducta. A continuación, se realiza una inspección formal para evaluar el rendimiento de la fábrica, lo que nos permite comprobar si cumple nuestra normativa antes de trabajar con ella.

Cada una de las fábricas aprobadas por Primark se revisa una vez al año como mínimo, y sin previo aviso, como parte de nuestro programa de seguimiento continuo. Si no podemos inspeccionar una fábrica, no le asignamos nuevos pedidos. Por otra parte, si a raíz de la inspección se observa alguna incidencia, daremos a la fábrica el apoyo y las directrices necesarias para que la subsane. Preferimos trabajar con proveedores y fábricas que llevan a cabo los cambios necesarios. Sabemos que muchos trabajadores dependen de la actividad empresarial de Primark para su subsistencia. Pero si observamos algún incidente crítico, no tememos actuar con celeridad. Dejaremos de asignarle nuevos pedidos hasta que estemos satisfechos con los cambios efectuados. Y, en los casos más extremos, dejaremos de trabajar con un proveedor determinado si no demuestra su compromiso de cumplir nuestras normas.

Para obtener más información, consulta el apartado Nuestra normativa.

Prohibimos el uso de mano de obra infantil en la cadena de suministros de Primark: es inaceptable. Este precepto se expresa claramente en el Código de Conducta de Primark, basado en las normas de la Iniciativa de Comercio Ético (ICE) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Cada uno de nuestros proveedores y de sus fábricas deben cumplir nuestro Código de Conducta, que regula áreas como la remuneración, las políticas de empleo, el derecho de afiliación sindical, la salud y la seguridad laboral, incluyendo el requisito de tener una edad mínima para trabajar. Antes de encargar un pedido, llevamos a cabo una inspección formal en cada fábrica para comprobar su adecuación a dicho Código. Tenemos un equipo propio de 130 expertos, ubicados en los principales países abastecedores, que efectúan unas 3.000 inspecciones anuales. Las inspecciones nos permiten obtener un mapa detallado de las condiciones en las fábricas nuevas o aprobadas, por lo que son esenciales para comprobar que nuestra normativa se cumple.

Prohibimos el uso de mano de obra forzada o ilegal en cualquier eslabón de la cadena de suministros de Primark: es inaceptable. Este precepto se expresa claramente en el Código de Conducta de Primark, basado en las normas de la Iniciativa de Comercio Ético (ICE) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Cada uno de nuestros proveedores y de sus fábricas deben cumplir nuestro Código de Conducta, que regula áreas como la remuneración, las políticas de empleo y la salud y la seguridad laboral. Antes de encargar un pedido, llevamos a cabo una inspección formal en cada fábrica para comprobar su adecuación a dicho Código. Tenemos un equipo propio de 130 expertos, ubicados en los principales países abastecedores, que efectúan unas 3.000 inspecciones anuales. Las inspecciones nos permiten obtener un mapa detallado de las condiciones en las fábricas nuevas o aprobadas, por lo que son esenciales para comprobar que nuestra normativa se cumple.

Puedes consultar aquí nuestra declaración en contra de la esclavitud moderna.

Primark no cuenta con fábricas propias. De hecho, el 98 % de las fábricas que elaboran productos para Primark también lo hacen para otras marcas. Sin embargo, somos muy selectivos a la hora de elegir con quién trabajamos. Para acceder a la lista de fábricas aceptadas por Primark, estas deben someterse a la normativa que establece el Código de Conducta de Primark, internacionalmente reconocido. Una vez aceptadas, nuestro equipo de Comercio Ético, formado por 130 expertos ubicados en los principales países abastecedores, se encarga de controlar el cumplimiento de nuestro Código de Conducta. Dichos expertos son responsables de unas 3.000 inspecciones anuales. Las inspecciones nos permiten obtener un mapa detallado de las condiciones en las fábricas nuevas o aprobadas, por lo que son esenciales para comprobar que nuestra normativa se cumple.

Para obtener más información, consulta el apartado Nuestra normativa.

Rana Plaza sufrió una tragedia terrible; lo que sucedió nos conmocionó y entristeció profundamente. Nuestro proveedor era uno de los cinco que utilizaban la fábrica, y Primark era una de las 28 marcas que trabajaban con dicho proveedor. Nos tomamos muy en serio nuestra responsabilidad hacia todos los afectados.

Colaboramos con entidades locales para financiar la ayuda alimentaria y asistencia médica de emergencia. Y prestamos una ayuda económica a corto plazo, equivalente a nueve meses de salario, a más de 3.600 trabajadores y a sus familias.

También nos centramos en las necesidades a largo plazo de los trabajadores de nuestro proveedor y de sus familias. Eso incluía ayuda financiera en los años posteriores y asistencia a esas personas en cuestiones legales, la apertura de cuentas bancarias y la toma de control de su propio futuro financiero a largo plazo.

Y pusimos en marcha un programa de apoyo no financiero más amplio para las personas y familias afectadas, especialmente los niños que perdieron a sus padres.

Fuimos uno de los primeros minoristas en firmar el Acuerdo sobre Seguridad de Edificios y contra Incendios en Bangladesh, que reafirmó el compromiso de Primark para colaborar con otras marcas, propietarios de fábricas, organizaciones no gubernamentales, sindicatos y el Gobierno de Bangladesh para lograr un cambio positivo y sostenible en la industria textil del país.

En septiembre de 2021, firmamos el nuevo Acuerdo Internacional, porque queremos continuar garantizando unas condiciones laborales buenas y seguras a la gente que confecciona nuestras prendas.

En 2013, también establecimos nuestro propio y riguroso programa de estudios sobre la integridad estructural de las industrias para evaluar las fábricas de nuestros proveedores, sin dejar de colaborar estrechamente con el Acuerdo, y más recientemente con el Consejo de sostenibilidad RMG (Ready-Made Garment). Los estudios sobre la integridad estructural constituyen ahora una parte esencial de nuestro programa en Bangladesh, Pakistán y Myanmar.

Más información sobre la ayuda prestada por Primark desde el derrumbe del edificio de Rana Plaza aquí.

En Primark no tenemos fábricas propias, pero somos muy selectivos a la hora de elegir con quién trabajamos. Exigimos a los fabricantes de productos Primark que se comprometan con nuestro Código de Conducta, como condición indispensable para poder trabajar con nosotros. Dicho Código regula áreas como la remuneración, las políticas de empleo, el derecho de afiliación sindical y la salud y la seguridad laboral, y se basa en la normativa de la Iniciativa de Comercio Ético (ICE) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Antes de que Primark encargue un pedido, un miembro de nuestro equipo de 130 expertos ubicados en los principales países abastecedores explica la normativa que exigimos por razón de nuestro Código de Conducta. A continuación, el equipo o uno de nuestros auditores autorizados llevará a cabo una inspección formal para evaluar el rendimiento de la fábrica, lo que nos permitirá comprobar si cumple nuestra normativa antes de que trabajemos con dicho proveedor.

Cada una de las fábricas aprobadas por Primark se revisa una vez al año como mínimo, y sin previo aviso, como parte de nuestro programa de seguimiento continuo. Si no podemos inspeccionar una fábrica, no le asignamos nuevos pedidos. Por otra parte, si a raíz de la inspección se observa alguna incidencia, daremos a la fábrica el apoyo y las directrices necesarias para que la subsane. Preferimos trabajar con proveedores y fábricas que llevan a cabo los cambios necesarios. Sabemos que muchos trabajadores dependen de la actividad empresarial de Primark para su subsistencia. Pero si observamos algún incidente crítico, no tememos actuar con celeridad. Dejaremos de asignarle nuevos pedidos hasta que estemos satisfechos con los cambios efectuados. Y, en los casos más extremos, dejaremos de trabajar con un proveedor determinado si no demuestra su compromiso de cumplir nuestras normas.

Para obtener más información sobre nuestro trabajo con los proveedores y sus fábricas, consulta el apartado Normativa.

Como parte de nuestro compromiso para ser una empresa sostenible, consideramos importante reducir el impacto ambiental de nuestra actividad empresarial en la medida de lo posible.

(Nos hemos comprometido a reducir a la mitad las emisiones de carbono de toda nuestra cadena de producción para el año 2030).

Queríamos llevar nuestro compromiso de reducir las emisiones de carbono un paso más allá de la actual reducción del 30 % acordada por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Por eso nos hemos comprometido a reducir a la mitad las emisiones de carbono en todas las fases de fabricación de los productos Primark para el año 2030.

Esto se sumará a los sistemas de producción que ya se han realizado. Por ejemplo, casi todas nuestras tiendas cuentan con un sistema de gestión de edificios que nos permite comprobar si las tiendas funcionan de manera eficiente. Asimismo, en 2015 creamos un Grupo de Reducción Energética para descubrir nuevas formas de ahorro energético. Este grupo ha introducido nuevas tecnologías, como un sistema de información y control para la reducción de la energía (ERICC, por sus siglas en inglés), que suministra a los encargados de unas 100 tiendas información en tiempo real y asesoramiento sobre su consumo energético, así como programas de formación para el personal. Y además hemos puesto en marcha un amplio programa de eficiencia energética en todas las tiendas, que ya cuentan con la certificación ISO-50001.

(Eliminaremos los plásticos de un solo uso y todos los residuos no textiles para el año 2027).

Ahora ya evitamos que el 96 % de los residuos que controlamos directamente se desechen y estamos trabajando con varios centros comerciales para que hagan lo mismo con el 4 % restante. Lo estamos consiguiendo con una mayor eficiencia. Por ejemplo, minimizamos el uso de embalajes haciendo que nuestros productos solo se envasen una vez; los proveedores embalan los productos, que solo se abren de nuevo al llegar a la tienda.

También utilizamos los mismos camiones que entregan nuestros productos a las tiendas para que recojan los residuos y los devuelvan a los centros de distribución para su posterior reciclaje. Eso reduce el número de camiones en la carretera y la cantidad de residuos que se reciclan en las propias tiendas.

Nos hemos comprometido a eliminar los plásticos de un solo uso de nuestra empresa y, en este sentido, hemos avanzado muchísimo: en los últimos dos años, hemos eliminado 500 millones de artículos de plástico de un solo uso.

(Seremos una empresa más sostenible y de economía circular, lo que implica que nuestras prendas se diseñarán de forma reciclable para el año 2027).

Estos esfuerzos se sumarán al trabajo que hemos llevado a cabo hasta el momento.

Desde 2010, nuestras tiendas en Europa donan las prendas que no venden a la organización benéfica Newlife. Newlife está especializada en prestar apoyo a niños con diversidad funcional y con enfermedades terminales y a sus familias mediante la recaudación de fondos para suministrar equipos y personal de enfermería especialmente formado en atención a la infancia. En los Estados Unidos, colaboramos con la organización sin ánimo de lucro Delivering Good.

Además, disponemos de contenedores de reciclaje en las tiendas, de modo que los clientes pueden dar una segunda vida a su ropa usada.

Para obtener más información, consulta el apartado Planeta.

Los proveedores y sus fábricas utilizan una serie de tejidos y de tintes para crear los productos Primark. Consideramos importante que los proveedores adopten las medidas necesarias para que la cadena de suministros sea más sostenible. Eso incluye los productos químicos que utilizan.

Nos hemos adherido al programa de la Fundación ZDHC (vertido cero de sustancias químicas peligrosas), para la eliminación progresiva de determinados productos químicos considerados peligrosos y para su sustitución por otros alternativos. Primark se ha comprometido con la Lista de Sustancias Restringidas en la Fabricación (MRSL, por sus siglas en inglés) de la Fundación ZDHC, que enumera las sustancias de los productos químicos que los proveedores tienen prohibido usar en la fabricación de productos Primark. También disponemos de una Lista de Sustancias Restringidas en el Producto (PRSL, por sus siglas en inglés), basada tanto en la normativa europea como en la norteamericana, que proporciona a los proveedores y a sus fábricas los límites autorizados de componentes químicos que deben utilizar para fabricar nuestros productos. Las listas MRSL y PRSL se actualizan con regularidad y están disponibles en nuestra web. En 2014, nos sumamos a la campaña Detox de Greenpeace, centrada asimismo en eliminar progresivamente el uso de determinados productos químicos de nuestra cadena de suministros, e informamos periódicamente de nuestros avances.

En Primark no adquirimos directamente materias primas. Son las fábricas o proveedores que figuran en nuestra lista de abastecedores aprobados los responsables de obtener las materias primas que utilizan en nuestros productos. Para nosotros, es esencial que dichas materias se obtengan de modo responsable; estamos trabajando con nuestros proveedores para establecer un sistema transparente y con trazabilidad a lo largo de nuestra cadena de suministros.

Un aspecto importante es el trabajo que desarrollamos en el sector del algodón. El algodón es una de las fibras naturales más importantes empleadas para confeccionar nuestros productos y forma parte de la composición de más de la mitad de las prendas que vendemos. Nuestro deseo es garantizar que todo el algodón utilizado en nuestra cadena de suministros sea orgánico, reciclado u obtenido a través del Programa de Algodón Sostenible de Primark (PSCP) para el año 2027. En 2013, nos asociamos con los expertos en agricultura CottonConnect y con la Self-Employed Women’s Association (SEWA) de la India para crear el Programa de Algodón Sostenible de Primark. Este Programa da formación a los agricultores sobre métodos de cultivo más sostenibles, a la vez que les permite mejorar su calidad de vida gracias a unos mayores ingresos. El programa se puso en marcha con 1.251 agricultoras, y ha tenido un gran éxito. A finales del próximo año, habremos formado a 160.000 agricultores en nuestro Programa de Algodón Sostenible.

Primark también se ha adherido al Cotton Pledge (Compromiso del Algodón) de la entidad benéfica Responsible Sourcing Network y se ha comprometido a no abastecerse a sabiendas de algodón uzbeko para la fabricación de sus productos hasta que el Gobierno de Uzbekistán no acabe con la práctica del trabajo forzado y la mano de obra infantil en el sector del algodón. Firmamos dicho acuerdo en 2015 y lo ampliamos en 2016 para incluir a Turkmenistán, a raíz de los informes recibidos sobre prácticas de trabajo forzado en el sector del algodón de aquel país.

Para obtener más información, consulta el apartado Planeta.

Actualmente, no utilizamos materiales de Comercio Justo. Sin embargo, trabajamos para producir de forma sostenible una de las principales fibras utilizadas en nuestra ropa: el algodón. En 2013, nos asociamos con los expertos agrícolas CottonConnect y con la Self-Employed Women’s Association (SEWA) en la India para introducir un nuevo programa especialmente diseñado para dar formación y apoyo a los agricultores con vistas a que utilicen métodos de cultivo más sostenibles. El programa está diseñado para ayudar a los agricultores a producir más algodón de una forma que minimice el impacto ambiental. Desde que el programa se puso en marcha hemos visto importantes resultados y, a finales del próximo año, habremos formado a un total de 160.000 agricultores en la India, Pakistán y Bangladesh gracias a nuestro Programa de Algodón Sostenible.

La experimentación con animales no está permitida en ningún producto Primark. Los proveedores que fabrican productos para Primark que incluyan materias procedentes de animales, como la lana, deben comprometerse con las normas del sector sobre bienestar animal a lo largo de nuestra cadena de suministros.

No, no vendemos productos que contengan mohair.

Nuestros precios asequibles hacen que se nos reconozca y se nos valore, pero no son sinónimo de mala calidad. Queremos que nuestros clientes lleven nuestra ropa durante mucho tiempo; por eso nos centramos en fabricar prendas de larga duración a precios que la gente pueda permitirse.

Actualmente, sometemos nuestras prendas a pruebas de calidad ampliamente generalizadas en la industria, pero queremos ir más allá, para que nuestros clientes puedan confiar en que los productos que compran a Primark tendrán una larga vida. Estamos comprometidos con un programa que implica someter nuestras colecciones textiles más populares a normas de lavado más estrictas; además, hemos consultado a WRAP, la organización benéfica británica comprometida en el paso de la industria de la moda a la economía circular, sobre protocolos de durabilidad. Empezando por el denim, estamos encantados de que casi un 70 % de los vaqueros sometidos a pruebas alcancen el promedio de 30 lavados que recomiendan WRAP y la Ellen MacArthur Foundation. Consideramos que eso supondrá un antes y un después, porque aproximadamente la mitad de los productos que vendemos son prendas básicas de uso cotidiano, como camisetas, vaqueros y pijamas. Queremos que nuestros clientes disfruten de nuestras prendas, llevándolas una y otra vez.

Por otra parte, nos hemos adherido a la iniciativa Textiles 2030 y trabajaremos con WRAP y otros firmantes para renovar los protocolos de durabilidad de las prendas de vestir. Esto nos ayudará a desarrollar nuestra propia Norma de Durabilidad Primark y a trabajar en nuestros productos para garantizar que nuestras colecciones ofrezcan durabilidad. Esta nueva Norma implicará hacer más ensayos y más rigurosos con nuestras prendas de vestir, sometiendo la ropa a pruebas de «uso» para comprobar su durabilidad, educando a los clientes en el cuidado de sus prendas y vendiendo kits de reparación. Se trata de un importante plan de trabajo, que tardará algún tiempo en desarrollarse, pero que se centra en las líneas y los artículos que conforman el armario básico de nuestros clientes, de forma que pronto empiecen a notar los beneficios de nuestro objetivo de durabilidad. Nuestros clientes también deberán aportar su granito de arena, por lo que les explicaremos cómo conservar sus prendas y cómo alargar su vida útil mediante los kits de reparación que podrán adquirir.

Más información sobre cómo confeccionamos ropa de mayor durabilidad aquí.

Primark quiere que la moda esté al alcance de todo el mundo. Así somos. Pero queremos ayudar a la gente a comprar mejor y de forma más sostenible a unos precios que puedan permitirse, porque creemos que una moda más sostenible no tiene por qué llevar asociado un precio muy elevado.

Siempre ofreceremos nuevas tendencias a nuestros clientes, pero actualmente aproximadamente la mitad de nuestra ropa son prendas básicas de uso cotidiano, como camisetas, vaqueros y pijamas, prendas que queremos que nuestros clientes lleven a gusto durante años.

Los compromisos de sostenibilidad que hemos firmado requieren cambios en nuestro negocio y en la forma de confeccionar la ropa que vendemos. Sea en la forma de fabricar nuestros productos para reducir los residuos industriales, disminuyendo la huella de carbono a la mitad o utilizando el poder de nuestra actividad empresarial para mejorar la vida de la gente que elabora los productos Primark, tenemos la oportunidad de producir un gran impacto con cada cambio que hacemos, debido a nuestra magnitud.

Hemos asumido serios compromisos que cambiarán nuestra forma de realizar nuestra actividad empresarial y el modo de producir la ropa que vendemos, como garantizar que se confeccione con materiales reciclados o más sostenibles, diseñar ropa que pueda reciclarse al final de su vida útil y utilizar solamente algodón orgánico, reciclado u obtenido mediante nuestro Programa de Algodón Sostenible de Primark, el mayor de este tipo en la industria de la moda. Asimismo, reduciremos a la mitad la huella de carbono y utilizaremos el poder de nuestra actividad empresarial para mejorar la vida de las personas que hacen nuestras prendas.

Debido a nuestra magnitud, tenemos la oportunidad de producir un gran impacto con cada cambio que hacemos, porque queremos dar a millones de clientes la oportunidad de comprar de forma más sostenible a unos precios que puedan permitirse.

Más información sobre Nuestros compromisos para ser un negocio más sostenible.

Te sorprenderá saber cuánto hemos avanzado. Lejos de empezar de cero, estamos aprovechando la década de trabajo anterior para ser más sostenibles.

En la actualidad, nuestro Programa de Algodón Sostenible, lanzado en 2013, es el más importante de este tipo en la industria de la moda y representa el 14 % de toda nuestra ropa de algodón. A finales del año próximo, habremos formado a 160.000 agricultores en aplicar métodos de cultivo del algodón más naturales y sostenibles mediante la reducción del uso de pesticidas químicos, fertilizantes y agua.

Hemos ampliado nuestra línea Primark Cares de prendas elaboradas con materias primas recicladas o más sostenibles, lo que representa un 25 % de todas las ventas de prendas de vestir, y nos comprometemos a alcanzar el 100 % para el años 2030.

Garantizamos que en 2027 habremos eliminado de nuestra compañía los embalajes de plástico de un solo uso; vamos camino de alcanzarlo. En los últimos dos años, hemos eliminado 500 millones de artículos de plástico de un solo uso.

Asimismo, nos hemos adherido a una serie de iniciativas industriales críticas, como Textiles 2030 y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), y estamos colaborando con los principales líderes independientes en el sector de la moda sostenible, como la Ellen MacArthur Foundation y WRAP, la organización benéfica británica comprometida en acelerar el paso de la industria de la moda a la economía circular.

Hemos creado un equipo de 130 expertos en todo el mundo, ubicados en cada uno de nuestros mercados abastecedores principales, que inspeccionan las fábricas de la cadena de suministros de Primark al menos una vez al año, sin previo aviso, para comprobar que la normativa de nuestro Código de Conducta, reconocida internacionalmente, se cumple.

Los avances conseguidos en los últimos años nos han proporcionado una base sólida para realizar más y mejores logros.

Más información sobre los avances conseguidos para ser más sostenibles aquí.