Powering Her Up - Primark Cares

Powering Her Up

*«Los formadores me capacitaron para ejecutar un proceso crítico (el dobladillo de los bajos). Mi hermano [estaba muy sorprendido y me dijo que un operario sénior, un hombre, tardaba, como mínimo, 6 meses en aprenderlo, [así que, ¿cómo podía haber aprendido yo a hacerlo en 15 días?»

La historia de Mukta

Conozcamos a Mukta.* Es operaria de máquina de coser. Después de que se rompiera su matrimonio, su hermano le dio la idea de empezar a trabajar en una fábrica que pertenece a un proveedor de Primark. Era diciembre de 2017, y Mukta todavía no había cumplido los 20 años.

Mukta se convirtió en aprendiz dentro de un programa llamado Sudokkho, un proyecto financiado por los gobiernos del Reino Unido y de Suiza, en el que participa Primark. Es solo uno de los programas a los que llevamos prestando apoyo desde 2011 para aumentar las oportunidades de las mujeres en nuestra cadena de suministro. Los programas están diseñados para ayudar a las mujeres a desarrollar sus habilidades y a superar barreras en cuanto a ascensos y progreso laboral; y todo, con el objetivo global de crear mejores entornos laborales.

Nos centramos en las mujeres porque en todo el mundo, por lo general, son el colectivo más vulnerable de nuestra cadena de suministro. Esperamos que, ayudando a las trabajadoras a progresar en sus puestos y garantizando una mayor representación femenina en nuestra mano de obra, las mujeres tendrán la oportunidad de ganar mejores salarios, de lograr un mayor avance en sus carreras profesionales, y así podremos empezar a remediar la brecha de género en las fábricas de todo el mundo.

Tenemos planeado ampliar estos programas a más fábricas y a más trabajadoras para el 2030. Queremos aprovechar lo que ya hemos aprendido para aplicarlo a más países y, lo que es más importante, a más trabajadoras.

Para Mutka, y para las mujeres como ella, unirse a programas como Sudokkho es una oportunidad. Aprenden nuevas técnicas a través de formación estructurada, dentro de la propia fábrica, que les permite avanzar en la escala profesional mucho más rápido de lo normal, con mejores perspectivas de ascenso y aumentos salariales.

Sin embargo, este no ha sido un camino de rosas. Cuando Mukta terminó su formación, sus compañeros de trabajo dudaban de sus recién adquiridas habilidades. No querían darle una oportunidad hasta comprobar de qué era capaz. A Mukta, la formación del programa Sudokkho le cambió la vida, al igual que se la ha cambiado a muchas otras mujeres.

Ahora sus jefes la consideran una operaria muy cualificada y una de las personas a las que recurrir cuando hay que abordar nuevos procesos.

Las fábricas y el programa Sudokkho

El programa Sudokkho no solo ayuda a las mujeres como Mukta, sino también a las fábricas que proveen a Primark, ya que, así, tienen acceso a mano de obra cualificada de forma más rápida. Un estudio de este programa demostró que, por lo general, los trabajadores con una buena formación consiguen el 50 % del rendimiento entre los 15 y 20 días posteriores a la finalización del programa, mientras que, por lo general, los trabajadores sin formación tardan entre 3 y 4 meses en llegar a dicho estándar. ¿Cuál es el secreto del éxito? El programa Sudokkho se centra en una formación más rápida y eficiente.

El modelo de «Formar formadores» del programa Sudokkho también implica que, dentro del proyecto, se selecciona y se forma a los propios formadores y asesores de la fábrica para que transmitan sus conocimientos y dirijan en ella un centro de formación propio. De esta forma, la fábrica desarrolla su propia mano de obra, con mayor cualificación y más motivada.

*El señor Shipu, director de cumplimiento y administración, ha comentado que este aspecto del programa ha ayudado a la fábrica a gestionar mejor la mano de obra:

*«Después de implementar el proyecto Sudokkho, si falta alguno de los trabajadores responsables de procesos críticos, el formador Sudokkho encuentra a otros operarios y los forma en dichos procesos concretos. Capacitar a esos trabajadores nos ayuda enormemente a solucionar los problemas provocados por el absentismo».

Nuestros clientes y el programa Sudokkho

Sabemos que, para nuestros clientes, es importante saber en qué condiciones trabajan las personas que hacen la ropa que compran y también es importante para nosotros.

Desde que comenzamos a colaborar con los gobiernos del Reino Unido y de Suiza en el programa Sudokkho en 2016, el programa ha formado ya a 16 000 trabajadores en más de 50 fábricas de Bangladesh.

Por desgracia, la pandemia de la COVID-19 ha afectado de forma importante a este y a otros programas, pero, a pesar de todo, continúa funcionando. No obstante, los trabajadores y los directivos han hecho tantos comentarios positivos a Primark sobre el programa Sudokkho, que nuestro equipo está preparando el relanzamiento del programa como el «Programa de formación práctico en la fábrica Sudokkho (Sudokkho Factory Based Training programme).

Los programas de Primark para mujeres y trabajadores pertenecientes

El programa Sudokkho es solo una de las iniciativas en las que hemos colaborado con gobiernos, ONG y nuestro equipo de comercio ético y sostenibilidad medioambiental sobre el terreno. Hay muchas más. Muchas son a pequeña escala, porque van dirigidas a colectivos muy específicos y se han adaptado a las condiciones locales. Dicho esto, dado el tamaño de nuestra empresa, siguen teniendo la posibilidad de crecer para poder ayudar a más personas todavía.

Entre ellas, se incluyen las iniciativas

My Life
My Space
My Journey

En conjunto, estas iniciativas contribuyen a reforzar el compromiso de Primark de convertirse en una empresa más sostenible al apoyar la igualdad de género y contribuir al empoderamiento de las mujeres.


Esta historia está basada en el estudio de un caso real, pero se han modificado los datos personales de los protagonistas para evitar su identificación.